lunes, junio 22, 2015

Fotografía.







Siempre digo que es insomnio o la lluvia.

Pero hoy es una fotografía.

Un pasado que no es del todo mío.

Un rosto sereno que nunca envejecerá.

A veces busco esas imágenes porque aún duelen.

Tengo miedo de olvidarte.

Busco en la imagen esa nariz que querías operarte.

O ese tatuaje en tu brazo que nunca terminaste.

Y al verlo todo ahí, sé que fuiste real.

Lo que no recuerdo a ciencia cierta

Son todas las noches, cada amanecer que nos descubrió juntos.

Quisiera haberlo grabado todo, segundo a segundo.

Hasta nuestras peleas.

Quisiera tener la cuenta exacta, con el tiempo cronometrado,

Reproducirlo hasta la locura en un proyector de 8 milímetros.

No puedo recordar cada instante, supongo que son muchos.

Sé que fueron más que días y semanas.

Lo sé porque los años se acumulan bajo mis parpados.

Pero nunca es suficiente.

Por eso busqué tu foto, para recordarte.

Para llorar por ti.

Por eso busqué tu foto, para verte en esa juventud eterna.

Yo aquí sigo, extrañándote a veces… en el insomnio, cuando llueve.
 

No hay comentarios.: