jueves, agosto 05, 2010

Felipe el genocida.


El martes 3 de agosto de 2010 será un día que pocos habitantes de Reynosa olvidaremos.
Todo comenzó poco después de las 6 de la mañana, con la detonación de un artefacto explosivo en la famosa pulga de Boulevard Hidalgo y prosiguió a lo largo del día en enfrentamientos armados en diferentes puntos de la ciudad entre ellos la muy transitada Calle 20 y la explanada del Hospital del IMSS de Boulevard Hidalgo.
El diario La Jornada reportó en su edición en línea 5 muertes durante los enfrentamientos; mientras en la red social Twitter se leían mensajes como: “Le tocó un balazo a mi papá”, “mi tía fue herida mientras bajaba de la pecera” o “Una mujer embarazada fue alcanzada por una bala en el IMSS”.
Reynosa vive una situación de inseguridad ya intolerable. Aunque muchos medios de comunicación nacionales simplemente desvíen la mirada a otros sitios.
Todos hemos señalado al narcotráfico como responsable de esta zozobra; muchos más apuntan al consumo de estupefacientes como la causa. Yo diría que si bien estos señalamientos son validos; la desatada ola de violencia que hemos padecido en Reynosa y en todo el país tiene nombre y apellido. Tiene un responsable, y como tal debería de responder.
28000 muertes por una mal lograda estrategia de combate a la delincuencia organizada tienen un culpable, su nombre es Felipe Calderón Hinojosa,
Dicho personaje gris, presidente espurio de nuestro país, quien llego al poder ratificado por un tribunal a conveniencia, quien no fue legitimado por el voto ciudadano, ahora busca dicha legitimidad por la fuerza, a través del uso irresponsable de las fuerzas armadas de este país, por medio de una política de terror. El verdadero terrorismo de estado que pretende sumir en el miedo para someter a los mexicanos, sólo para demostrar que él tiene el poder.
Permítanme la licencia de de hablar a título personal, pero a mi, lo único que me queda claro, es que esta “guerra” no tiene la más mínima intención de acabar con los carteles de la droga. Mientras soldados y federales persiguen a balazo tendido a “pececillos”, los peces grandes nadan tranquilos. Y en el medio del fuego cruzado, con balas de uno y otro bando, miles de civiles no relacionados con el crimen organizado han caído (Las cifras oficiales dicen que son 5000 bajas, aunque al mismo gobierno no le ha quedado de otra más que admitir que esta cifra “podría” ser mayor).
En este país existen órganos de inteligencia que deberían involucrarse en la caza de las cabezas del hampa; con operativos directos a los objetivos principales y evitar a toda costa el riesgo de muerte violenta al que nos han expuesto a los civiles. Y aunque en el discurso se pretenda que hay trabajo de inteligencia en estos movimientos, los resultados solo generan dudas, incluso, especulación sobre que es lo que el gobierno quiere ocultar.
Felipe, en su delirio de grandeza (quizás causado por su risible estatura o por su ventilado alcoholismo) se aferra a proseguir una “estrategia” (si es que) sin importar las voces de la sociedad, ni decir de analistas y académicos.
Alguien debería explicarle a Felipe lo que es el genocidio… porque 28000 muertos por su mandato (sean soldados, federales, narcos, sicarios o civiles) se ajustan al concepto de este crimen de lesa humanidad, y esto atendiendo solo a la definición.
Felipe, con sus decisiones y las de su gabinete, sólo esta generando más material para lo que hoy dice combatir:
- Violencia genera violencia.
- El desempleo genera más delincuencia (entre 1.2 y 2 millones de empleos perdidos durante su mandatos según diferentes estadísticas)
- La pobreza genera mayor descontento social (Una perdida real del poder adquisitivo del salario mínimo del 23% aproximadamente en lo que va del sexenio)
Y es que hoy por hoy el crimen ofrece aquello que su patria no: ¿Por qué un joven habría de preferir ser sicario del hampa, si puede ganar 58 pesos diarios en un empleo formal? Es absurdo. Vivir en este país es absurdo.
El enanismo mental del presidente, sus decisiones y declaraciones carentes de sensibilidad, su equipo improvisado, son hoy por hoy el verdadero peligro para México.
Me pregunto que esperamos los mexicanos para sacudirnos a esa lacra; ¿Qué empeore nuestra situación?
Antes de lanzarse de bruces a una guerra que no podemos ganar en este momento histórico del país, hay mucho por hacer, porque no hay garantía alguna de asegurar el bienestar de la población, ni en lo económico (productividad, empleo), ni en lo social (seguridad, vivienda) mientras seamos una nación con un pobre sistema educativo, mientras sigamos teniendo una impartición de justicia selectiva, donde los funcionarios que caen en irregularidades no sean sancionados (por ejemplo el caso de la Guardería ABC de Sonora, propiedad de una tía de la primera dama , donde no hay ningún detenido tras la muerte de 49 infantes). Porque siendo realistas, las generaciones que vienen tras de nosotros no ven un futuro de oportunidades.
Si Felipe Calderón hiciera un ejercicio honesto de autocrítica y tuviera dignidad, renunciaría sin más. Pero, a luces visto, demuestra lo contrario.
La imagen fue tomada del reportaje gráfico de El Fisgón titulado "Como crear una crisis de seguridad publica (Matando a miles en el intento)" publicado en la revista "El Chamuco", número 203 del 19 de julio de 2010. Puedes consultar la edición on line haciendo click en la imagen.

lunes, agosto 02, 2010

Va por Tocho!!


Amigos, en esta ocasión quisiera pedirles su apoyo para mi amigo Tochirock, que esta participando en el Sexto Simposio Internacional de Fotografia Mazatlan 2010.
Él esta presentando una serie de diez tomas en blanco y negro titulada "Los objetos en el espejo estan más cerca de lo que aparentan".
Para conocer este trabajo y apoyarlo con tu voto entra a esta dirección: http://www.mazatlaninteractivo.com.mx/sif/2010/concurso/serieFotografica.php?id=416
Tochiro también hace trabajo privados en Reynosa y el Valle de Texas, accede a su blog haciendo click en la imagen.

Gracias por apoyar al talento reynosense!!