miércoles, octubre 28, 2009

Oportunidad. Cerrando círculos.


Recientemente el mundo se me vino encima.


Las palabras de la Dra. Nuncio fueron tajantes:




- Aquí hay daño.




Tengo una lesión en el primer par de vértebras lumbares, no solo me regala largos dolores insoportables, sino un estado de irritabilidad constante.




- Tenemos que revisar sus pulmones. Esa sombra no es normal. ¿Usted fuma?




Paremos. Aun no hay nada dicho.




La mayor impotencia que he sentido alguna vez fue ahí, delante de una mujercita tan pequeña y delicada como la Dra. Nuncio. Me sentí frágil, indefenso, solo.


Y el coraje contra mi mimo, y las ganas de saltar de un puente regresan.




Estoy jodido.




De pronto en la oficina me doy cuenta que ya no soy feliz trabajando para una trasnacional. Que las largas negociaciones al teléfono con personas a miles de kilómetros de distancia en un idioma ajeno no compensan ni por un segundo el dolor, la angustia de lo que podría ser.


Y viviendo en un ciudad como esta, tan lejos de todo lo que es querido, tan completamente indiferente a todo. Tan vacía.




Es tiempo de saltar al precipicio o enloquecer.


Opté por lo primero. Necesito sentirme dueño de mi tiempo y trabajar ya no para alguien, sino trabajar en mi, en mi salud. Hacer las paces con mi cuerpo. Salvar lo que se pueda ante la amenaza latente de invalidez.


Es tiempo de desterrar el pesimismo. De dejar las lamentaciones y buscar ya no confort, sino las asperezas del día a día. Basta de desanimo, la competencia ya no es por el mejor departamento, el mejor auto y lo demás, sino para ver a la vida sonriente de frente.


Viene un camino difícil. Pero la serenidad estará conmigo. Con Dios por delante, mi familia en mi corazón y los amigos a mi lado, nada, nada podrá detenerme. No estoy vencido aun.




¿Jodido yo? Jodido el de enfrente.








Retos:


1.- Bajar 32 kilos, y comenzar una rutina de cardio de bajo impacto para proceder con el tratamiento que el traumatologo determine. No caeré en el quirófano por esto, no señor.


2.- Dejar de fumar.




Pd. Por si no quedo claro, ya no trabajo con la compañía para la cual labore los últimos 4 años, y en este momento estoy en un break.