sábado, agosto 23, 2008

Caminata entre gatos y murciélagos




Una madrugada de lluvia y bochorno
persigo tus huellas en el fango.
En calles que huelen a orines,
humo que emana de las farolas…
Y los gatos bajo los aleros prosiguen con sus correrías.
Sudoroso camino bajo un cielo sin luna ni estrellas…
Murciélagos tropicales en las palmeras de un parque
son testigos ciegos de mi búsqueda de ti.
Un conteo interminable de colillas de cigarro que arrojo en las aceras…
automóviles indiferentes al desasosiego de mi alma…
No consigo encontrarte entre charcos y callejones,
y paso a paso mi soledad aumenta.

viernes, agosto 15, 2008

Kisses, cigarettes & Vodka with Cranberries’ juice.


En el aniversario luctuoso de de lo que pudo ser lo nuestro tu fantasma me visita de la nada.


Un año pretendiendo que vivo sin la adrenalina que de ti obtenía.


Y de pronto sin esperarlo llamas a mi puerta como si fuera ayer… y fingimos que hablamos civilizadamente entre reclamos políticamente correctos.


La tensión se siente en la atmósfera y en la entrepierna y ambos queremos dar el primer paso. Vamos como idiotas con pies de plomo para no iniciar algo… que irremediablemente comienza con tu sonrisa.


No se como entre comerciales en el monitor terminamos abrazado, y en la cercanía tu perfume me obliga a besar tu cuello. Y un beso nos hace olvidarnos de los tragos en la mesa.


Y mis manos y tus manos cobran vida y forman caricias. Y tu lengua y mi lengua hablan en su idioma reconociéndose al tacto.


Y en la cama redescubrimos las imperfecciones de cada uno. Y por una breve eternidad solo fuimos tú y yo.


Lo difícil al terminar fue escuchar de tus labios un lo siento por los errores de antaño, errores de los que yo aun no aprendo.


Un beso largo de despedida y una promesa de robarle minutos a la vida para reencontrarnos un día cualquiera.


En el escenario de mi inercia “G” reaparece y este acto aun no sabemos como continúa. Solo sé que mañana me dolerá la espalda.

domingo, agosto 03, 2008

A un joven escritor.


No encuentro otra manera de realmente sublimar mi existencia; no me veo a mi mismo haciendo nada mas, absolutamente nada (…) y ninguno (trabajo)me satisface tanto como escribir cuentos o poemas... creo que una pesadilla sería verme dentro de veinte años atrapado en un trabajo de oficina”. J.A.A.P.




A veces no basta decir solo gracias.


Nunca imagine que soledades distanciadas y distintas al confluir se convertirían en una poderosa identificación con tu persona. En un ingenuo deseo de ser manto protector y guía, ingenuo pues tu fortaleza radica en tu autenticidad.


Ahora sí puedo nombrarte amigo. Ahora si me atrevo a sugerir que debemos de dejar la fatalidad en el olvido, pero conservarla en esencia pues forma parte de cada uno de nosotros.


¿Cómo puede alguien arrancarte lo mismo una sonrisa que una descarga de adrenalina? ¿Como pudiste tornar mi desanimo en algarabía y esperanzas de cambio? ¿Cómo siendo un personaje gris todo lo vuelves multicolor con una palabra?


Siempre pensé que eras un ente libre, hoy solo puedo refirmarlo, eres un ente libre, autentico y aunque intentes negarlo, humano a final de cuentas.


No juegues a ser rudo, no te vistas de tigre tú ratoncillo.


No abandones la ruta que tu mismo has trazado; no descuides la bandera que tanto has defendido.


No te derrumbes en amargura por un tropiezo, es solo una etapa para llegar al objetivo.


Que de tus labios no salgan palabras derrotistas, el mundo no te ha vencido aun.


Que tu pluma sea nuestro vehículo a ese mundo inexplorado que hay en tu mente (What a wonderful mind).


Y si algo tengo que rogarle al Ser Superior es que tus letras nos deslumbren antes de que el manto de la muerte nos cubra.


Gracias por todo.