lunes, diciembre 17, 2007

DE MUSAS Y MEDUSAS

Nota introductoria (sin albur): Un reclamo velado me impulsa a hacer lo siguiente, me retracto, el anterior no fue el último post del año. El diván esta en condiciones deplorable, a punto de irse al cuarto de lo triques, o a la covacha… Pero veremos si nos aguanta el año venidero.



Algunos de mis lectores habituales afirman que las musas a veces nos abandonan, y en un romanticismo inusitado en mi cotidianidad dicen cosas como que las musas también toman vacaciones.
El asunto me causa un poco de risa, y es que no me pinto como el escritor que bebiendo ajenjo corteja a las musas.
¿Mis musas se han marchado? ¿Qué me ha inspirado a escribir?
El amigo que se duerme en mi cama y la contemplación de su sueño tranquilo que me absorbe; el chico en silla de ruedas que casualmente encuentro en el centro comercial.;
el tributo a los grandes del Heavy Metal que se organiza underground en frontera; una charla brit popera con Macario por el Messenger; los recuerdos tristes, los buenos; las andanzas de maquila; la música que escucho, lo que leo, las imágenes que cautivan mi visión del mundo; los siempre presentes demonios.
Lo que jugando se transforma en un dibujo o en una foto… Aun no conozco a una musa, no hay nadie que sostenga mi mano mientras sostengo mi pluma, porque al hacerlo, es la vida misma quien me guía.
Y pienso nuevamente en las musas.
¿Quién en mi escenario tendría la energía para mover esta maquinaria que implican “los procesos creativos”? (Este termino de “procesos creativos” suena tan pretencioso, que me reí mucho una vez que alguien que me tacha de tal me dijo: “a veces los procesos creativos se estancan”)
¿Qué, o quien es mi musa?
Si en verdad existiera tal cosa, mi musa tendría por fuerza que se mujer, porque en el regazo de lo femenino la verdadera belleza del mundo descansa.
Mi musa seria una especie de Amelie, preocupada por la felicidad del otro sin darse cuenta que la propia esta muy cerca de encontrarla.
Tendría mucho de Bridges Jones, locuaz, divertida, tierna y enamorada de la vida, que se mortifica por su físico sin hacer mucho al respecto, que fuma y bebe, y anota lo ordinario sin darse cuenta de lo extraordinaria que puede ser.
Tendría un poco de rockstar, algo hippie, hasta pachecosa, pero siempre con un toque chic, con porte elegante y andar soberbio.
Que exija cuentos de hadas… que me recrimine mi falta de aplomo, que me eche en cara que mi trabajo me absorbe… que siempre retrace nuestro encuentro porque hay muchas personas queridas que visitar primero. Que sueñe mucho en grandes retos y que aun crea en el amor.
Que me haga sentir grande con pequeñas muestras de afecto o de interés.
Carismática, arrolladora, enérgica, dinámica, aunque odie cortar papelitos de colores.
Noble al punto de dejarse ir, soberbia al punto de volverse como Medusa.
Algo sensual, un poco lasciva. Que mi fetiche favorito le calce perfecto. Que me vea directo a los ojos y me haga sentir estúpido y culpable por desear besarla, al punto de no poder sostener su mirada.
Que haya una leve aire de nostalgia a su alrededor y la atmósfera que habite se inunde de escénica de canela.
Aunque pensándolo bien, creo que había una musa a mi lado, y no lo había notado hasta ahora que siento que se aleja. Y por primera vez, tengo miedo de estar solo.





Paula: Te Quiero.

Now I’m begging you, please be me shoulder…

domingo, diciembre 09, 2007

Espejo roto





Tengo un espejo roto, en algún rincón de mi casa…
Un espejo roto como una ilusión de juventud…
Como un corazón traicionado.
Como una vida a la deriva.
Tengo un espejo rojo empañado de tristeza…
De soledad, de humedad entre besos
Y por ausencia de caricias.
Tengo un reflejo a medias que me persigue
Que me tortura…
Tengo una vida rota que se niega a terminar.
Pero aun tengo aliento suficiente, para opacar esa imagen
Y caminar en libertad.
Reinventándome cada día, si volver la vista atrás.





Imagen Invernal (Desde mi ventana)





Simple, I love winter time…




De la cartelera:


Se ha puesto mucho en tela de juicio la calidad del cine hecho en México, historias predecibles en formato comercial. O en el mejor de los casos comedias llenas de clichés y la típica picardía mexicana.

Por eso, encontrarme con esta película me pareció totalmente refrescante, en un país donde menos del 2% de la población practica el judaísmo, puede resultar completamente reveladora. Con un humor bastante ácido y sin dejar de lado ese sentido del humor tan propio de quienes nacemos y vivimos aquí, creo que es una de las mejores películas hechas en los últimos tiempos en esta republica tequilera.

Raquel Pankowsky (sí, Martita Según) en una soberbia actuación y con la sorpresa de ver a Paloma Woolrich (Mirada de Mujer y otros culebrones de TV AzKK) en un pequeño (¿?) papel alejado de su encasillado personaje de mujer abnegada.

Morirse esta en Hebreo.

(Haz clic sobre la imagen y ve a su maravilloso web site)













Nota: Este es el ultimo post de este año... y aun no sabemos si el divan continuara en el 2008. Por lo pronto, a lo unico que me comprometo queridos lectores es a ir poniendome al dia con los blogs que suelo visitar.